Velocidad y Ping. Los imprescindibles para jugar online sin problemas

Internet forma parte de nuestro día a día y lo utilizamos para diferentes cosas como trabajar, ver vídeos, leer artículos… También lo utilizamos para jugar a juegos en línea que muchas veces notamos que no funcionan correctamente y nos dificulta la jugabilidad. Es común que esto suceda y se debe a dos factores: la velocidad de internet y el ping.

Una buena conexión a internet es necesario

Lo primero, aunque no lo único, es la conexión a internet. Es importante tener una buena conexión de bajada y también de subida, a ser posible internet simétrico. El tipo de velocidad a internet dependerá de cada juego y de los gráficos que tenga, pero, para poder jugar a juegos actuales que cuentan con gráficos de alta calidad bastaría con 50-100 MB.

Juegos como el Grand Theft Auto V, el League of Legends, el World of Warcraft o el Minecraft consumen menos de 50 MB. Sin embargo, hay otros como el Fornite que necesita de al menos, 100MB para poder jugar sin problemas.

Un ping decente es imprescindible

Habiendo comentado qué velocidad de internet se necesita para poder disfrutar sin problemas, tenemos que conocer que es el ping. El ping es el tiempo en el que llega una acción que realicemos en un juego a ser efectiva en la pantalla de la otra persona.

Si tenemos una mala conexión de ping, todo lo que hagamos va a ser ralentizado en la pantalla de los demás jugadores. Lo ideal es contar con al menos un 50-60 como máximo de ping, siendo 20 o menos el que nos permitirá no tener problemas.

Maneras para mejorar la conexión a internet en casa

Existen otra serie de consejos que también ayudan a mejorar la conexión de internet en casa y, por tanto, a la conexión de juego:

  • Cerrar lo demás que utilice internet: si mientras estamos jugando tenemos conectado Spotify, o alguien de nuestra familia está viendo una serie o jugando, nuestra conexión baja, pues se reparte para todos. La calidad del juego puede empeorar.
  • Utilizar cable Ethernet: conectarnos a través de WiFi siempre es menos eficacia que hacerlo conectándonos directamente con el router a través de un cable Ethernet.
  • Ubicar bien el router: para que no haya interferencias, lo idóneo es colocar el router en un lugar lo más cercano posible y evitar en la medida de lo posible que tenga objetos alrededor.

Con estos consejos, es posible disfrutar plenamente del juego que decidas sin que la conexión a internet sea un problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies